Alimentación-adecuada-en-el-embarazo

El embarazo es una sino la mejor experiencia que pueda tener una mujer en su vida ya que sentir que una nueva vida crece dentro suyo es una sensación incomparable, pero no sólo es alegría lo que se siente también existe el miedo que no le pase nada al bebé y las dudas sobre qué será lo mejor para ella y el bebé.

Una de éstas principales inquietudes se refieren a cual es lo mejor que se puede consumir tanto para la madre como para el bebé ya que la alimentación es importantísima para el desarrollo del bebé y mantener bien a la madre. A continuación te presentamos una guía que te permitirá despejar éstas dudas

Lo importante de comer bien

Los nutricionistas dicen que la madre debe llevar una buena alimentación antes de quedar embarazada, así como durante el embarazo y luego claro en los meses en que da de lactar ya que esto es importantísimo para el desarrollo de nuestro bebé, porque la única fuente de alimentación para el bebé es la madre.

Muchos profesionales dan una dieta en la cual un grupo de alimentos es el elegido para dar a la madre los nutrientes necesarios, y todo lo que el bebé necesita, éstos alimentos se convierten en lo que podría decirse un super alimento ya que brinda todo lo que se necesita para el desarrollo del bebé y el bienestar de la madre.

¿Qué alimentos son irreemplazables durante el embarazo?

El huevo, además de contener más de 12 vitaminas y minerales, tiene proteína, clave esencial para un buen embarazo dado que, por si no lo sabías, las células del cuerpo de tu bebé están hechas de proteínas. A la par que vos misma necesitas proteínas para el crecimiento y la reparación de los órganos que se desarrollan dentro de tu cuerpo como la placenta, el útero y los senos.

Los huevos también son ricos en colina, un nutriente esencial para el crecimiento de tu bebé y la salud de su cerebro, siendo fundamental para prevenir defectos del tubo neural.

El salmón también es un alimento rico en proteínas de muy buena calidad, e incluso resulta ser una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, lo cual previene el aumento del colesterol malo y disminuye los niveles de éste.

Por último todo tipo de lácteos, cereales, verduras y frutas son menester para completar la dieta de cualquier mujer, y claramente más especialmente en el caso de una embarazada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *