Alimentacion Balanceada

Durante años persistió la mala idea de que, comer de todo, era comer de manera balanceada. Pues esta idea equivocada está siendo relegada, debido a que está demostrado que comer de todo sin seguir un plan alimenticio puede derivar en infartos cardíacos, diabetes, hipertensión, arteriosclerosis, deficiencia renal y otras muchas enfermedades.

Por esto es muy importante prestarle atención a lo que comemos, y empezar a llevar una dieta realmente balanceada, que aporte los nutrientes necesarios que nuestro cuerpo necesita, para esto hay que saber seleccionar que grupo de alimentos son los que realmente necesitamos consumir.

La mayoría de las personas que tiene un estilo de vida agitado, consume principalmente alimentos no balanceados, es decir preparados con ingredientes sintéticos y/o procesados químicamente, que ofrecen muchas calorías.

Para tener una alimentación balanceada hay que tener en cuenta ciertos factores, entre ellos que los alimentos que consumimos deben tener suficientes vitaminas y fibra, sin descuidar el consumo elevado de grasas saturadas.

Es así que muchos de los productos embazados que consumimos, no cuentan con la información nutricional necesaria, pues obvian mucha información en sus guías nutricionales, ocasionando en muchos casos obesidad junto con todas las enfermedades relacionadas. Información como:

  • No hacen diferencia entre los carbohidratos naturales y refinados.
  • No avisan sobre grasas saturadas y las grasas trans.
  • Animan a consumir frituras, azúcar y sal en cantidades peligrosas.
  • Las porciones recomendadas de frutas, verduras y granos son aún muy pequeñas.
  • No diferencian entre las proteínas de origen animal y las de origen vegetal.

Para que tengas una idea más amplia de como poder llevar una alimentación balanceada adecuada, debe componerse de los siguientes nutrientes y en este orden de importancia:

  • Fibra: Ayuda a la digestión y absorción de nutrientes.
  • Fitoquímicos: Los más potentes anti-cancerígenos naturales, poseen propiedades antioxidantes que protegen de algunas enfermedades crónicas y cardiovasculares.
  • Antioxidantes: Ayudan al rejuvenecimiento de las células.
  • Vitaminas: Son indispensables para la vida, la salud, la actividad física y cotidiana.
  • Minerales: Como el calcio, hierro, magnesio, selenio.
  • Ácidos grasos: Esenciales en toda dieta, principalmente el Omega 3, 6 y 9.
  • Carbohidratos: Es la fuente de energía y base para formación de tejido.
  • Proteínas: están formadas por la unión de varios aminoácidos, unidos mediante enlaces peptídicos, son esenciales para el crecimiento, aceleran la velocidad de las reacciones químicas del metabolismo.
  • Grasas o lípidos: Sirven para formación de células, también sirven para las reservas energéticas.

Donde los carbohidratos, proteínas y lípidos son los nutrientes encargados de proveer calorías. Cabe señalar que nuestro cuerpo esta creado para una alimentación natural en donde no intervienen ingredientes procesados como el azúcar que solo aporta calorías pero no nutrición.

Recuerda que el secreto de una alimentación balanceada está en conocer los ingredientes que consumimos, evitando consumir productos refinados para prevenir o incluso revertir enfermedades como la obesidad. No olvides que planificar nuestra alimentación ayuda a mejorar notablemente nuestra salud y podemos también bajar rápidamente de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *